Civibank, una perspectiva de Spa. «Queremos ser el banco del Nordeste». Con Illy y Marchi


Michela Del Piero, presidenta de Civibank

Heredó la presidencia de la Banca Popolare di Cividale del Friuli tras los 44 años de gestión de Lorenzo Pelizzo, que se marchó en 2014 con 450 millones de euros de morosidad. Una enormidad para una pequeña institución de crédito, que corría el riesgo de colapsar. Tras la breve presidencia de Graziano Tilatti, un año, Michela Del Piero, de 54 años, nacida en Gorizia, Udine por adopción, asumió la presidencia en 2015, en cumplimiento de una gobernancia que prevé la renovación anual de un tercio de los nueve consejeros.

Después de la inspección del Banco de Italia de 2013 y las sanciones relacionadas, Del Piero, contador, exconsejero regional en el consejo de Illy, lanzó un plan de descontinuidad y reestructuración industrial, que evitaba aumentos de capital vendiendo algunos activos, descontando un poco los créditos deteriorados y aún garantizando pequeños beneficios aportados a los activos. La Npls que había alcanzado una incidencia del 26,6 por ciento cayó al 9,4 por ciento. También cambió el nombre del banco, transformándolo en CiviBank y mira hacia un horizonte más amplio, hacia el que también parece converger Enrico Marchi, presidente de Banca Finint, que apuesta por CiviBank para ocupar un espacio. venta minorista que en el Nordeste parece faltar. Hoy, al final de su segundo mandato, Del Piero propone un salto trascendental a la asamblea de unos 15.500 miembros convocada del 12 al 14 de abril: la transformación del nombre de la empresa, de una institución popular y cooperativa a una sociedad anónima, sin sufrir restricciones regulatorias. CiviBank, con menos de 5.000 millones de euros de activos, de hecho lejos del límite de seguridad fijado en 8.000 millones de euros para los bancos de este tipo.

Presidente Del Piero, ¿quién lo obliga a hacerlo?

Hemos restaurado un banco, devolviéndolo a beneficios. Podría detenerme o intentar hacer algo más. Creo que CiviBank tiene la ambición de crecer, el Nordeste es el motor económico del país, pero sin la gasolina que representan los bancos ningún motor puede funcionar. Entonces creo que CiviBank puede convertirse en una plataforma de desarrollo para un área que estamos expandiendo a las provincias de Venecia, Treviso, Padua. Queremos ser un banco de barrio para empresas y familias, para desempeñar un papel que actualmente se descubre y que de otra manera será ocupado por otros.

Bien, pero ¿la transformación en una sociedad anónima?

Encaja en una visión más amplia. Durante años una parte de los socios lo había estado pidiendo. Pero las prioridades eran otras, solidez y rentabilidad fueron nuestras primeras atenciones. Hoy el banco está listo para dar el paso y esta transformación podría ser prodrómica a una mayor liquidez de la acción, que hoy ronda los 5,80 € y cotiza en la plataforma MTF de la Bolsa de Valores italiana.

¿Pero no le temen a los riesgos de una transformación en Spa?

Creo que la nueva forma social puede atraer nuevos accionistas que, respetando la autonomía de este banco, sean capaces de formar un núcleo duro capaz de darle una perspectiva de desarrollo a CiviBank, al abrigo de las polarizaciones de grandes grupos.

Habló de un proyecto más amplio.

S. El nuevo plan industrial prevé una ampliación de capital, para la que el consejo de administración ya ha recibido representación, hasta un máximo de 65 millones de euros, íntegramente destinado a desarrollo.

Riccardo Illy forma parte de su consejo. ¿Piensas en este tipo de emprendedor?

una hipótesis que estamos discutiendo por el bien del banco.

El montaje será necesariamente virtual. ¿No tiene miedo del riesgo de una baja participación?

Haremos todo lo posible para facilitar la participación en la votación. También mediante la creación de urnas especiales dentro de nuestras 64 agencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *